MANUAL DE USO Y MANTENIMIENTO

pexels-photo-357514

MANUAL DE USO Y MANTENIMIENTO

Practico manual de uso y mantenimiento para  ventanas de hierro y aluminio

En este manual de uso y mantenimiento pretendemos guiarle en el mantenimiento de sus ventanas así con ayudarle a que realice una correcta instalación, ya que de una adecuada instalación y un correcto uso depende la durabilidad de su ventana

Instrucciones de montaje (si no lo lleva a cabo el fabricante de la ventana)

Colocar los marcos en el hueco perfectamente aplomados, nivelados y escuadrados.

Fijación del marco a la obra, dependiendo del tipo de muro

  • Para ladrillo: Garra metálica
  • Para hormigón: Taco expansivo
  • Para precerco: Tornillo rosca chapa
  • Unidades de fijación (según Libro de gestión de calidad de obra – GVA)

 

 

  • Fijaciones laterales: Mínimo dos en cada lateral. Empotramiento adecuado.
  • Fijación a la caja de persiana o dintel: Tres tornillos mínimo.
  • Fijación al antepecho: Taco expansivo en el centro del perfil (mínimo)

Evitar el contacto de morteros de cemento con el aluminio, especialmente con el aluminio anodizado. Emplear pasta de yeso en el enlucido de la junta de un marco con la obra. Limpiando los sobrantes e interior de las guías, con agua limpia abundante.

Evitar salpicaduras de cementos, cal, etc. y si ocurriera, limpiar cuanto antes con agua limpia y abundante.

El mejor ajuste a la obra es sobre premarco de madera o aluminio.

No se apoyaran sobre la carpintería, pescantes de sujeción de andamios, poleas para elevar cargas o muebles, mecanismos para limpieza exterior, ni se colocarán acondicionadores de aire sujetos a la misma, ni cables de instalación de rótulos u otros objetos que puedan dañarla.

Evitar la creación de pares galvánicos, por el uso, al mismo tiempo, de materiales de anclaje diferentes al aluminio, como pueden ser remaches, escuadras, premarco, soportes, etc., de materiales diversos. Se recomienda la tornillería de acero inoxidable o aluminio.

Asegurarse de la no agresividad de los disolventes que se pueden encontrar en las masillas usadas para la colocación de cristales.

Instrucciones de uso

Es importante que antes de su utilización, se familiarice con los sistemas de apertura, para así evitar posibles fallos en el mecanismo

Para carpinterías abisagradas

  • Maneta posición vertical hacia abajo: cerrada
  • Maneta posición horizontal: practicable
  • Maneta posición vertical hacia arriba: oscilo
  • Hoja pasiva apertura mediante pasadores, superior e inferior, en los alojamientos internos de la hoja.

Para carpinterías correderas (según fabricante)

  • Cierre lateral con indicador verde: abierto
  • Cierre lateral con indicador rojo: cerrado o bloqueado

No se modificará, desmontará o sustituirá ninguno de los componentes de la carpintería, sin la autorización previa de un técnico competente.

Deben evitarse golpes y rozaduras, así como los cierres violentos que puedan dañar la carpintería y los herrajes. También se evitará el vertido sobre los elementos de la fachada de productos cáusticos y de agua procedente de jardineras o limpieza de la cubierta.

Evite accionar las persianas bruscamente; nunca las deje caer de golpe, pues pueden producir roturas en las láminas o descolgar el eje de las mismas.

Comprobar el correcto funcionamiento de los mecanismos de cierre y de maniobra. En caso necesario, se engrasarán con aceite lubricante adecuado, (ver en instrucciones de mantenimiento) o se desmontarán por un técnico competente para su correcto mantenimiento.

En caso de observar la rotura o perdida de estanquidad de los perfiles, deberá avisarse a un técnico competente.

Limpieza

Limpiar periódicamente el aluminio. La frecuencia estará en función de la atmósfera en la que se encuentre la construcción, aunque en cualquier caso, se debería realizar por lo menos, dos veces al año.

Es muy importante limpiar periódicamente la acumulación de suciedad que pueda obstruir los orificios de desagüe existentes en la parte inferior del marco de las ventanas. En el caso de hojas correderas, también debe cuidarse regularmente la limpieza de los raíles.

La limpieza del aluminio se debe efectuar utilizando una disolución al 5% en agua clara, de un detergente o jabón neutro, aplicándolos con un paño húmedo, una esponja, un trapo de cuero o una brocha suave, evitando la presencia de cualquier elemento que pueda rayar el acabado (arena en el agua, polvo, etc.) y aclarándolo a continuación con agua limpia abundante. En caso de proceder al secado, se utilizará un trapo suave y absorbente.

Antes de la limpieza del aluminio, asegurarse de que la superficie del metal este totalmente fría (máximo 20º C.) pues debemos evitar la limpieza de superficies calientes o soleadas, sobre todo en el lacado.

Debe evitarse TOTALMENTE la utilización de productos BASICOS o ACIDOS, así como abrasivos gruesos como arena, viruta de hierro, cepillos metálicos, etc.

No usar artículos o productos de limpieza agresivos, ni punzantes, ni cortantes durante los trabajos de limpieza.

No utilizar disolventes, ni acetona, ni alcohol, ni detergentes, de los que se desconozcan su composición química.

Se recomienda no utilizar máquinas de chorro de vapor.

Para la limpieza de los vidrios se recomienda evitar el uso de productos abrasivos.

Mantenimiento

Cada seis meses se comprobará el funcionamiento de cierres automáticos, retenedores magnéticos, mecanismos inclinados, motores hidráulicos, etc.

Mínimo cada 6 meses y tratando de prever la época de lluvias, se controlará el correcto desagüe a través de los orificios destinados para la evacuación de agua.

Cada año se engrasarán todas las partes con movimiento de los herrajes, procediendo de la siguiente forma:

Limpiar previamente con un pincel seco, para eliminar partículas de suciedad.
Aplicar un aceite lubricante exento de ácido (tipo vaselinas o aceites para maquinarias de coser o relojes)
Limpiar y eliminar los excesos de lubricante tanto en el herraje como en los perfiles.
Cada año como mínimo, deben limpiarse las juntas, para evitar el polvo y los residuos. En caso de que la junta se salga de su ranura, se volverá a colocar en su sitio presionando con el pulgar a partir de donde se haya quedado sujeta. No emplee objetos puntiagudos ya que podría dañar la junta o el perfil.

Cada tres años, o antes si se apreciara falta de estanqueidad, roturas o mal funcionamiento, se inspeccionará la carpintería y se repararán los defectos que puedan aparecer en ella o en sus mecanismos de cierre y maniobra.

Cada tres años se realizará una revisión de las persianas, reparando los defectos que puedan detectarse. Para su limpieza se recomienda utilizar una paño suave con una solución de detergente neutro, aclarando con agua. Nunca utilizar productos abrasivos.

  • Cada cinco años se revisará la masilla, burletes y juntas de estanquidad.
  • Cada diez años se inspeccionará el anclaje de los marcos de las puertas a las paredes.
  • Cada diez años se renovará el sellado de los marcos con la fachada.

Cualquier modificación o reforma deberá ser aprobada previamente por un técnico competente.

Precauciones

No desmontar o sacar las hojas, ni siquiera para su limpieza.

Impida que los niños manipulen las aperturas y que puedan atraparse algún dedo

Así mismo, vigile que durante la apertura o cierre de las hojas, no tiene ningún obstáculo que impida el correcto funcionamiento.

No utilice los perfiles de aluminio para sujetar cables que puedan transmitir corriente eléctrica.

Si algún componente del herraje se rompe o piensa que se podría romper, póngase inmediatamente en contacto con el fabricante para que sustituya la pieza.

En caso de rotura de vidrio, utilizar guantes gruesos para retirar los restos y evitar cortarse con los filos de los cristales.

En caso de apreciar algún desgaste en la cinta de la persiana, llamar al técnico para que la cambie y evitar que una rotura de la cinta, provoque la caída de golpe de toda la persiana.

En caso de avería, llamar al teléfono 961490792 ó al correo electronico; info@finexkit.com